09 abril 2005

Una reflexión sobre la educación lingüística en Baleares

"Una reflexión sobre la educación lingüística en Baleares, maneras... y posibles consecuencias.

Después de once largos años en esta comunidad y tener que trabajar en el mundo de la enseñanza, quisiera compartir con ustedes unas reflexiones personales sobre lo que sucede con la “lengua materna” de estas Islas.
Por un lado, parto de la base que cualquier lengua esta en continua evolución, y así le sucede al “mallorquín”. ¿Lengua o dialecto? Científicamente diría dialecto del catalán, no obstante, dado que tiene un léxico muy abundante de palabras diferentes del catalán, una fonética bien diferenciada y unos rasgos morfológicos y sintácticos distintos, los mallorquines podrían hacer lo que han hecho los valencianos y denominar su lengua “mallorquín” e insistir que esta lengua o dialecto sea lo que se enseñé a los habitantes de esta isla, y lo mismo en Menorca e Ibiza los dialectos locales.
Por otro lado, lo que sí sé es que lo que nos obligan a aprender y enseñar en estas islas es la Lengua Catalana estándar, y esta no nos ayuda a los foráneos a entender a la mayoría de los mallorquines, ya que ni los propios catalanes los entienden, porque estos “mallorquines” hablan “otra lengua”. Solo hay que darse un paseo por Artà, Selva, Sa Pobla entre otros pueblos.
Si a los 25 largos años de esta situación le añadimos unos pocos más de enseñanza del catalán estándar y como referencia oral las televisiones catalanas, “el mallorquín” quedará como reliquia oral por unos pocos años más hasta que definitivamente desaparezca totalmente.
Todo funcionario que llegue a Baleares no importa cuantas otras lenguas hable o cuales sean sus conocimientos en cualquier otro campo, se le impondrá aprender y hablar el Catalan estándar. ¿Cómo lo hacen? muy sencillo: te ignoran, marginan y quitan tus derechos de ciudadano, de repente pasas a ser ciudadano de segunda categoría: no puedes tener ningún puesto de responsabilidad, trasladarte, pedir becas, ayudas, comisiones de servicio, interinidades... NADA. Habla catalán estándar y después hablamos.
Entonces empiezas un largo proceso (mi caso) de cursos de: llindar 1, Llindar 2, de llengua 1, llengua 2, Seminario..., cursos mediocres hasta aburrir al más mediocre. No se respeta ni la edad, ni la procedencia del alumno, ni cual será la finalidad de la lengua que le están imponiendo.
El alumno resignado tiene que incluso aceptar que determinados profesores “debido a humores o presiones políticas o sencillamente frustrados y con falta de autoestima”, durante un examen decidan leer los textos de comprensión y dictados a velocidad supersónica sin la más mínima articulación, para que el alumno tenga más dificultad para conseguir el aprobado.
Esto ha sucedido el día 2 de Junio 2004 en la UIB en el aula AB9 examen de llengua II donde un profesor nos dio un paseo “rapidito” por las consonantes fricativas, africadas y otras hierbas consonánticas. Pasamos por la maduixa, xocolata, xuclar y otras, como en un “correfoc” sin alterarse el susodicho señor cuando los alumnos se quejaron, desprecio absoluto.
Esto mismo sucede a niños y adolescentes de cualquier procedencia en las escuelas primarias y secundarias de estas islas. Lo realmente importante es que aprendan catalán estándar, sus necesidades emocionales, sociales, intelectuales son secundarias.
¿Consecuencias posibles? Múltiples... Decía John Locke (filósofo empirista ingles) que el lenguaje es la gran convención humana para intercambiar: información, descubrimientos, razonamientos y conocimientos entre los humanos. El dominio del lenguaje es la llave al conocimiento y la cultura.
Aquí (estas islas) la lengua es el arma de coacción, de no integración, de marginación... Están saliendo de las aulas alumnos/as que no tienen capacidad ni de leer, escribir o expresarse correctamente en ninguna de las dos lenguas que se supone tendrían que hablar. Y menos aun, que tengan conocimientos de matemáticas, física, biología, historia etc. ya que estas asignaturas se imparte año tras año en catalán estándar y cuando lo empiezan a entender a lo mejor ya han pasado unos años de su vida de aprendizaje. ¡Cuanta pobreza y mediocridad!. ¿Qué sociedad estamos creando?.
Acabar diciendo que este statu quo, aparentemente, es producto de la irreflexión de unos políticos que hace 25 años firmaron un Estatut pensando que el aspecto lingüístico nunca se llevaría a cabo (palabras textuales de amigos de los mismos). Y aquí tienen los resultados.
El recientemente nombrado Govern de esta comunidad autónoma ha prometido cambios (bilingüismo real) en este aspecto básico de la convivencia y desarrollo de estas islas, pero parecen tener más problemas y presiones de las que esperaban. Ya que nada ha cambiado hasta ahora.
Hay una posibilidad de cambio de Estatut, según ha dicho el Sr. Zapatero hace unos dias, espero que las dos partes implicadas, es decir, todo extranjero y peninsular que llega a estas islas por un lado, y por el otro los mallorquines (son muchos), que ven con nostalgia como su lengua materna va desapareciendo gradualmente reemplazada por el catalán estándar, tomen cartas en el asunto e intenten un cambio. Animo a ambas partes a coger el toro por los cuernos. Lo único imposible en este mundo es aquello que no se intenta.

M. J. García"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.