19 octubre 2007

Autoridades responsables por el crimen

Nos hemos enterado que el artista costarricense Guillermo Vargas,más conocido como Habacuc, encomendó a unos niños que atrapen a un pobre perrito callejero para luego exponerlo atado, privándolo de comida y de agua hasta que murió por inanición, dentro de Exposición N° 1, muestra que se realizó el 16 de agosto del 2007 en la Galería Códice de Managua (Nicaragua). Cometiendo de esta manera un inaceptable acto de brutal crueldad del que entendemos que también son responsables los organizadores de dicho evento.

Este acto atroz merece la intervención de las autoridades pues es un crimen que en todo país civilizado está tipificado claramente como un delito. Es de mi sincero deseo que tanto Nicaragua como Costa Rica estén inscritos dentro de la categoría de países civilizados.

Como miembros de la comunidad internacional exigimos justicia para el inocente animal que intencionalmente condujo a la muerte este (mal llamado) artista, de manera sádica y cruel, pues mientras lo privaba de comida y agua, había dejado pegado en la pared alimento para perros, actitud que repudiamos enérgicamente.

Ninguna importancia tienen los argumentos conceptuales que tanto Guillermo Vargas como los responsables de la Galería Códice puedan esgrimir. Un perro famélico y atado a pocos metros del agua y de la comida a la que le impide acceder hasta que a causa de ello deviene su muerte no constituye una denuncia contra la iniquidad social; ni una advertencia sobre la violencia; ni un anuncio acerca del devenir ecológico del planeta: ni un ataque a la crueldad de la economía. Muy por el contrario. Es en si mismo todo eso puesto en la praxis.

Este acto criminal es una mancha para la imagen de centroamérica, de la que Ustedes serán cómplices mientras no realicen una inmediata investigación de los hechos y actúen en consecuencia castigando a los culpables. Un delito tan horrendo no admite ninguna excusa. Ni siquiera bastardeando el nombre del arte. Les exijo a Ustedes como
autoridades políticas y por ello responsables de la regulación de los actos privados cuando éstos atañen a terceros que impriman ya justicia por el acto aberrante de tortura y asesinato a un perro inocente.

Y con el mismo énfasis les exijo que protejan a la población de individuos que; una vez que detentada su impunidad; no tendrán escrúpulos de atentar también contra sus semejantes de especie. De no hacerlo serán Ustedes como partícipes necesarios los responsables cuando ello ocurra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.