02 octubre 2007

Happy YouTube Christmas!



Leo en Business Week este artículo, “A Yule of YouTube Gear“, en el que se predicen unas navidades en las que habrá una gran cantidad y variedad de dispositivos con funcionalidades orientadas a la interconexión con YouTube, en cualquiera de sus dos sentidos. El sitio, dotado de un crecimiento tan brutal como para recibir de sus usuarios una media de siete horas de vídeo cada minuto que pasa, está llegando a acuerdos con fabricantes de dispositivos que ven en él una oportunidad perfecta para dinamizar unas ventas que se hallaban en algunos casos en gráficos casi planos, limitados a crecimientos escasos, casi de sustitución.

El artículo muestra una galería de dispositivos con capacidades relacionadas con YouTube: además de los ya conocidos Apple TV, iPhone o iPod Touch, que presentaron sus capacidades de conexión con YouTube como argumento de venta hace cierto tiempo, se incorporan a la categoría cámaras de vídeo de Casio, Sony o Pure Digital Technologies capaces de tomar vídeos en el formato adecuado (YouTube Capture Mode) y abrir un menú para subirlos en cuanto son conectadas a un ordenador, dispositivos inalámbricos de Netgear o Neuros para enviar la señal de YouTube a un televisor, teléfonos de Samsung orientados a videoblogging… toda una gama de gadgets preparados para enviar vídeos a YouTube o recibirlos en cualquier tipo de dispositivo, haciendo uso además del valor del logotipo de la compañía como argumento promocional - a cambio, por supuesto, de acuerdos económicos con ésta. El contenido de YouTube es perfectamente representativo del modelo de “atención difusa” que determina el consumo de muchos medios en la actualidad de manera creciente: pildorazos de tres a cinco minutos, y navegación basada en motores sociales de recomendación que hacen que una vez que has entrado a ver algo que querías ver, sigas navegando en función de cosas que no estaban en tu interés inicial, pero que han despertado tu curiosidad basándose en el fotograma de muestra, el titulo, la descripción o el número de visualizaciones.

Un año después de la adquisición de YouTube por Google, y cuando algunos escépticos todavía siguen planteándose si era o no una buena idea, la empresa presenta modelos de negocio perfectamente sonantes basados en publicidad y revenue-sharing, llega a acuerdos con proveedores de contenidos de todo el mundo, y atrae con sus contenidos a fabricantes de dispositivos que quieren que sus clientes puedan relacionarse con la plataforma de contenidos de más rápido crecimiento del momento. Un auténtico “ecosistema YouTube” con un modelo de negocio alrededor. Como visión de la jugada, no está nada mal…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.