24 octubre 2007

La hipocresía de Juanita Bermúdez

Juanita Bermúdez es la directora de la galería Códice, donde permitió que ocurriera el vergonzoso hecho de exponer y dejar morir un perro atado. En un intento por salvar la cara, hizo unas desafortunadas e increíbles declaraciones, que entre otras cosas decía:

"Al cumplir con informar la verdad de los hechos, espero que todas esas mismas personas hayan elevado también su voz de repudio cuando Natividad Canda fue devorado por los Rottweiler."

Lo que no nos cuenta la señora Bermúdez es que Natividad Canda saltó por la noche las vallas protectoras de las instalaciones del Taller Romero, el guarda le soltó los perros y estos acabaron con él. Unos perros que habían sido adquiridos y entrenados para esto. Supongo que la señora Bermúdez espera que se eleven voces contra los humanos, ¿o será contra los dos perros?

Me pregunto contra quien habría que elevar la voz de repudio, si contra una sociedad enfrentada entre costaricenses y nicaguenses, contra los dueños de la fábrica que debíeron haber adquirido y entrenado estos perros, contra el guarda que los soltó o contra los perros.

Por favor, señora Bermúdez, haga otra aclaración sobre este asunto. ¿Contra quién quiere que elevemos la voz ? Dígamelo y con mucho gusto le recogeré las firmas necesarias.

Hizo usted, señora Bermúdez, unas aclaraciones lamentables de unos hechos tecermundistas. Y además, el "iluminado" Vargas, captura un perro para que muera en venganza de lo que sus onónimos, inducidos por seres humanos costaricenses habían hecho. Estos sucesos son propios de algunos países subdesarrollados, no de Nicaragua.

Lo que se dice de Natividad Canda

Ahora resulta que el hampón se convierte en víctima. Sí, es lamentable que no llamemos las cosas por su nombre. Esta persona escogió el camino equivocado y su muerte refleja la forma en que vivió. Es una persona que muy probablemente hubiese asesinado al guarda del taller o que en un par de semanas hubiese cometido otro asalto o un crimen mayor. Y conociendo nuestro fallido sistema jurídico, en 48 horas ya estaría caminando libre. El problema radica no en la inactividad de los policías, sino en la incapacidad de nuestros gobernantes y de un sistema jurídico que nos ha llevado a tomar otras medidas para defendernos.
Quisiera ver a todas las personas que ahora se rasgan la vestidura por la muerte de este hampón, si ellos están haciendo algo, para evitar que se den más robos, más crímenes y "ayudando" a este tipo de persona, que no quiere dejar el camino elegido. Recuerden, siempre se puede decir "no".


A mi particularmente, lo que fuera o dejara de ser Natividad Canda no me importa, fue un ser humano que falleció de forma trágica. Pretender echar la culpa a los Rottweiler es querer matar al mensajero, algo que se hacía en tiempo de los romanos y que al parecer todavía existe en algunas culturas.
"QUIEREN MATAR A LOS PERROS
La indignación de algunos vecinos del nicaragüense Natividad Canda Mairena, llega al punto de querer matar a los canes de raza rottweiler
."

El señor Vargas, no mató a todos los rottweiler, pero dejó morir a otro perro para expirar las culpas de los otros dos. Todo un artista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.