22 noviembre 2007

En Neuquén volverán a matar perros sueltos

Lo decidió un plenario de concejales. Será a partir del 2008. La eutanasia se aplicará, además, a los canes mordedores y enfermos. Hay más 90.000 ejemplares y se denuncian 1.100 ataques al año.

La eutanasia de perros regresará a la ciudad de Neuquén, después de seis años de estar prohibida. Esta práctica se extenderá a los animales mordedores, enfermos y a los "vagabundos" -entendidos como cualquiera que ande suelto en la calle- que no sean rescatados por sus dueños o encuentren un hogar adoptivo en el término de dos meses a contar del día de su captura.

Esta decisión fue adoptada por mayoría en un plenario de concejales "en resguardo de la seguridad y salud de los vecinos", que prometieron aprobarla antes de que finalice esta gestión y se produzca el recambio de la mitad de los miembros del Deliberante, el 10 de diciembre. Pero la norma no regiría hasta el 1 de julio de 2008 con la intención de que en ese lapso la población pueda internalizar las nuevas reglas.

El retorno del sacrificio "asistido" de canes vendría acompañado de otras novedades, como la regulación de la tenencia de perros potencialmente peligrosos, un aspecto reclamado por víctimas de ataques.

El proyecto de ordenanza propuesto profundiza en los programas de esterilización que abarcarán a perros y felinos, desparasitación, vacunación y controles sanitarios obligatorios.

La perrera móvil volverá a verse en las calles neuquinas y por primera vez, se prevén fuertes multas a los propietarios que descuidan y/o maltratan sus mascotas.

Esta iniciativa fue defendida en el plenario por el concejal Ramón Muñoz (MPN), presidente de la comisión de Ecología y Medio Ambiente. Rápidamente obtuvo el apoyo de Carlos Chaneton y Darío Martínez (PJ), Marcelo Bermúdez (Recrear), Élida Ghezzi, Julio Ocampo y Gloria Sifuentes (MPN) y Olga Fernández (UCR).

Jorge Salaburu (Libres del Sur) y Luis Jalil (MPN) primero no adhirieron y sobre el final de la reunión se mostraron permeables a la propuesta.

"Esta norma evitará agresiones y mordeduras en la calle, no es la solución definitiva para reducir la población canina", aclaró la concejal Fernández el objetivo buscado.

En muestra de rechazo al regreso de la matanza de perros, el concejal Enrique Prezzoli (MPN) no asistió a la reunión y además mandó un documento cuestionando durísimamente a la municipalidad por "boicotear" la implementación de la ordenanza que en 2001 declaró a Neuquén municipio no eutanásico. Sostuvo que de haberse cumplido los programas de profilaxis y llevado a 16.000 el número de esterilizaciones anuales, la población canina "se habría estabilizado en tres años y reducido en cinco".

El plenario volverá a sesionar el miércoles para pasar el lápiz fino a la redacción del articulado y aprobar el dictamen de comisión en la siguiente sesión ordinaria.

Según los últimos datos conocidos, en 2006 había 90.000 perros en Neuquén y en 2004 se denunciaron 1.149 mordeduras de distinta gravedad.

Actualmente los animales capturados son depositados en canileras. Las 130 están ocupadas, muchas de ellas por animales que permanecen allí durante años hasta morir de tristeza.

1 comentario:

  1. Creo que es una buena medida cuando ya la situacion se vuelve incontrolable, y creo que este es el caso aqui como en casi todos los lugares de chile. Ojalá aqui tuvieramos autoridades que tomaran deciciones y solucionaran el problema.
    visiten
    www.valdiviadeperros.blogspot.com

    saludo casandro

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.