13 diciembre 2007

Alertan sobre un fuerte aumento de cinchadas en Rosario



Desde la Asociación Ecológica aseguran que en por lo menos cuatro puntos de la ciudad se lleva a cabo todos los fines de semana esa violenta actividad que termina a veces con caballos muertos a golpes. Denuncian omisión policial

La cinchada, un juego violento donde se apuesta por un caballo que enfrenta a otro en una puja de fuerza, tiene dos caras. Por un lado, es parte de la cultura villera que el centro de Rosario ignora pero en los márgenes es una ceremonia que se afianza y crece. Y de la mano de esa actividad ilegal, el maltrato a los animales también se multiplica y llegó en la actualidad a niveles alarmantes, según denuncia la ONG que sigue el tema en soledad.

“Hace tres o cuatro años se hacían en un lugar y cada quince días o una vez por mes; ahora existen cuatro descampados en donde la cinchada se lleva a cabo todas las semanas y a veces en dos turnos”, señaló Silvina Paez, miembro de la Asociación Ecológica de Rosario, a Rosario3.com.

El fenómeno es denunciado por los vecinos que advierten cómo los caballos son golpeados de manera salvaje y muchas veces terminan perdiendo la vida o agonizando en los campitos. Los puntos críticos son: la villa que está al norte de Sorrento y sobre el bosque de los Constituyentes (zona norte), atrás del Complejo Bella Vista de Newell´s (en Gallino y la vía, cerca del basural municipal), en Avellaneda al 4800, la zona conocida como Vía honda y atrás del Mercado de Concentración de Fisherton.

En ese último punto la policía hizo un importante operativo policial en abril de 2006, pero desde entonces no hubo mayores avances a pesar de las reiteradas denuncias. De hecho, vecinos de los distintos barrios afectados están juntando firmas para elevar al jefe de la Unidad Regional Ricardo Ruiz con el fin de que intervenga en una actividad que aparece como liberada por las comisarías locales.

Desde la ONG piden a los tetigos de cinchadas o quienes puedan acercar información al respecto escribir al mail de la Asociación Ecológica del Rosario (as.ecologica.rosario@gmail.com) donde aseguran se respetaráel anonimato de las denuncias. A su vez, exigen tanto a la Policía como a la Justicia que actuén de oficio ante estos hechos.

La cinchada tiene sus raíces en un juego que se realizaba en zonas rurales pero que en los márgenes de la ciudad ganó en violencia y se configuró como una actividad ilegal.

El “juego” consiste en enfrentar dos carros tirados por caballos mirando cada uno para un lado opuesto y enlazado con cadenas para ver cuál de ellos arrastra al otro. Los presentes apuestan por uno y otro equino, que a veces termina mal herido por los goles y hasta puede perder la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.