02 diciembre 2007

Ley de protección de animales, ¡urgente!

Texto | Mónica Oblitas

Fotos | La Prensa/ Animales SOS

Violencia | Una ley que proteja a los animales puede alertar de manera temprana la crueldad contra los seres humanos.



El país se quedó helado antes las imágenes. Luego vino la vergüenza y la indignación. En Achacachi, localidad situada a pocos kilómetros de la ciudad de La Paz, un grupo de hombres denominados “Ponchos rojos” degollaban a dos perros luego de haberlos torturado por casi media hora con cobarde crueldad. Los energúmenos querían demostrar su fiereza y amenazar a prefectos y autoridades de la oposición.

El Gobierno, aunque rechazó el hecho, dijo que era igual de reprochable que el vandalismo que afectó anteriormente a algunas ciudades de Bolivia. El ministro Alfredo Rada demostraba con esas declaraciones el poco valor que se le da a la vida de un animal, equiparándolo con una posesión cualquiera. El Ministro, como muchos otros, está equivocado.

Ante los episodios de crueldad con los animales que se han venido dando en el país y ante este último, protagonizado por los cachorros y los “Ponchos rojos” (mismo que ya puede encontrarse en internet y que muestra a Bolivia como un país salvaje), es absolutamente necesaria la aprobación de la Ley 185/07 para detener estos crímenes contra seres indefensos.

Una ley con historia

Este es el tercer proyecto de ley para los animales que se presenta en varios años, siempre con el impulso de la organización Animales SOS. El primero fue presentado por el senador Felipe Saucedo y se trabajó en la presidencia de Hugo Banzer y Jorge Quiroga durante casi tres años, pero no entró en agenda. El segundo se trabajó junto a Hugo San Martín, para la presidencia de Sánchez de Lozada y se presentó el 16 de agosto de 2004. El proyecto fue aprobado en pleno por la Cámara de Diputados, pero como tenía algunas observaciones, pasó a la Comisión de Desarrollo de Medio Ambiente donde se estancó.

En el actual gobierno de Evo Morales, el diputado Jorge Silva llamó a Animales SOS y a Soproma (Sociedad Protectora de Animales) para elaborar juntos otra ley. Con la experiencia de las frustradas leyes anteriores, esta es una ley corta, fácil de aprobar y es únicamente en contra de la crueldad contra los animales.

Comenzó a trabajarse a mediados del 2006 y tardó casi un año. Ingresó a la Comisión de Desarrollo Sostenible de la Cámara de Diputados pero fue rechazada porque los honorables no estaban de acuerdo con el tema de sanciones.

Los abogados del diputado Silva trabajaron en la modificación y corrección de la ley, y la misma ya fue aprobada en grande y en detalle hasta el artículo 12. A partir del artículo 13, donde se tratan las sanciones, el trabajo se ha detenido, aunque la cita para seguir aprobándola hasta el artículo 24 estaba dada para el 29 de noviembre.

Por motivos de fecha para el cierre de la edición de ¡OH!, al escribir este artículo no se tiene la certeza de que haya sido aprobada o no. Pero queda claro que la aprobación dependía exclusivamente de la bancada del MAS.

Jorge Silva, explica que se ha logrado un gran avance del proyecto: "reglar y normar, no solamente los centros donde están concentrados los animales, ya sean domésticos o salvajes, sino principalmente la protección de los animales que a veces el ciudadano común tiene como mascota y utiliza como animales de pelea. Hemos trabajado con SOS y Soproma un proyecto de ley desde hace más de un año, es muy difícil consensuar un proyecto de ley referido a ese sector tan sensible de la población como son nuestras mascotas y animales”, dijo el diputado, que sin embargo está seguro de poder lograr su objetivo.

Violencia humana, crueldad animal

El justificativo de por qué se necesita con premura aprobar la ley es simple y contundente. De acuerdo a varios estudios realizados por psicólogos, policía y sociedades protectoras de animales, los peores criminales del mundo comenzaron torturando animales.

La psicóloga Carla Valle, hace una referencia puntual al citar las matanzas de estudiantes que se dieron hace algún tiempo en distintas escuelas secundarias de Estados Unidos. En todas ellas, los criminales habían torturado y matado animales antes de cometer los atentados contra su misma especie. “En casi todos los casos de abuso y violencia, los victimarios comenzaron lastimando animales, es una constante, si ves una familia disfuncional es seguro que la mascota también es maltratada”.

Valle pone como ejemplos a Jeffrey Dahmer, Ted Bundy, Albert de Salvo o David Berkowitz, considerados los criminales más peligrosos y crueles de la historia policial de los EE.UU, quienes en un principio perpetraron terribles actos de crueldad en contra de animales.

La Oficina de Investigaciones Federales (FBI, por sus siglas en inglés) señala la crueldad contra los animales como una característica típica para identificar jóvenes sospechosos con potencial de convertirse en criminales en un futuro.

Recientemente, los doctores estadounidenses Devyney, Dickert, y Lockwood estudiaron a 57 familias que se encontraban bajo tratamiento en un centro de ayuda para jóvenes y familias víctimas de abuso infantil en New Jersey, en el 88% de los casos, sus animales de compañía también habían sido abusados o maltratados por alguno de los padres.

Un hogar en el que reina la violencia, el abuso o la crueldad, únicamente puede producir niños que perpetuarán el ciclo de violencia y abuso. Los animales que comparten éstos hogares están atrapados en este círculo vicioso.

Con la aprobación en Bolivia de la Ley de Protección de Animales, se tendría la forma para alertar tempranamente la violencia contra niños, mujeres, ancianos o discapacitados.

Historias de terror

Las historias de crueldad que guardan los archivos de Animales SOS son estremecedoras. Y los artículos de la Ley 185/07 ha sido pensado para resguardar a los animales de la brutalidad del hombre.

En las facultades de medicina como la de la Universidad Mayor de San Andrés, se realizan prácticas con animales, y aunque los resultados han sido comprobados hace mucho, las torturas se siguen repitiendo. Se les extrae el bazo a los perros, condenándolos a una agonía absoluta.

Los estudiantes de medicina aprenden a “sacar venas” cortando en vivo a los animales, de esta forma supuestamente aprenden a hacer la venoclisis, (inyectar sueros, etc), pero aparte de que esa tarea la hacen las enfermeras y no los médicos, la agonía de los animales es absoluta. De la misma forma, en perros vivos, los estudiantes aprenden a coser heridas.

Los aguerridos Cóndores de Sanandita, en Tarija, están obligados a un acto sanguinario e irracional para demostrar su hombría. Durante un año deben criar y adiestrar a un perro y antes de su graduación, están obligados a matar al animal con sus propias manos y dientes para luego devorar su corazón. “Digan lo que digan los militares, esta es una realidad”, afirma Susana Carpio, de Animales SOS, quien tiene un video de estos actos salvajes como prueba.

Hace unos años se detuvo a un individuo en La Paz que había abusado sexualmente de más de 30 perros y perras, a quienes mantenía dentro de su domicilio. El agresor fue liberado casi inmediatamente y no se supo más de su paradero. Mientras, los presos del Palmasola, descuartizaron hace poco a un gato vivo en una de sus protestas.

Y así, gatos quemados, perros mutilados en peleas, quirquinchos destrozados, o leones condenados a la agonía de una celda de cemento en el gélido altiplano, los casos suman y siguen, y hasta hoy no hay un sólo agresor contra los animales que haya pagado por sus delitos en el país.

La Ley, tal cual

La Ley de Protección para los Animales, tiene 24 artículos divididos de acuerdo a la gravedad de las infracciones. Entre las más graves se encuentran el realizar prácticas de vivisección en animales cuando los resultados ya estén comprobados o se puedan demostrar mediante otros medios. También se considera muy grave el criar animales salvajes o silvestres en cautiverio en espacios que generen angustia mental o física,

así como la prestación onerosa o gratuita de recintos o terrenos para la celebración de espectáculos o prácticas prohibidas por la Ley, sobre todo respecto a las peleas de perros, también prohibidas.

Mantener a los animales en estado de desnutrición o sedientos, como es el caso de quienes mantienen vacas en áreas urbanas sin darles agua para que no orinen. O de los perros y gatos famélicos abandonados en un domicilio.

Está sancionado utilizar cualquier parte de un animal vivo o efectuar intervenciones dolorosas sin la necesaria analgesia o anestesia. Utilizar animales vivos en prácticas de hechicería y rituales satánicos causándoles dolores, sufrimiento o muerte, aunque se exceptúa de estos actos las prácticas enmarcadas en los usos y costumbres de la cultura boliviana.

En este aspecto cabe recordar la relación estrecha que las culturas originarias tienen con la naturaleza. Las costumbres sádicas que persisten en la sociedad, han llegado al país de exportación. En España todavía se permiten las corridas de toros, se ahorcan galgos como símbolo de aristocracia, se cuelgan gallos vivos para arrancarles la cabeza o se arrojan cabras vivas desde los campanarios en fiestas católicas.

En la Ley 185/07 se prohíbe utilizar animales vivos cautivos como blanco, o con objeto de causarles daño o muerte con arma de fuego, con cualquier instrumento o con las manos; la organización de peleas entre animales de la misma especie, distinta especie o con el hombre, con fines de entretenimiento y/o beneficios económicos; el matar con crueldad animales, quemarlos o enterrarlos vivos; el uso de animales en espectáculos en los que puedan ser objeto de muerte y tortura; someter a los animales a prácticas sexuales (zoofilia) y la mala praxis médica.

Estas infracciones sirven a todos los animales. No se ha querido hacer algo más específico por la dificultad que se tiene de aprobar leyes en un país bicamaral. Por ello la Ley 185/07 es corta y contundente, dirigida solo contra la crueldad. También protege, entre otros casos, a los animales de consumo con acápites como la prohibición del traslado de animales de pie en viajes que superen las veinte horas o el transporte de hembras en estado de preñez. “Este artículo no perjudica económicamente a nadie, porque es más barato traer carne en frigorífico. Podríamos tener mataderos en diferentes lugares del país y crearíamos empleos. En esta ley no existe absolutamente nada que perjudique económicamente a nadie”, explica Susana Carpio.

De esta ley general se desprenderán reglamentos, como el de tenencia responsable de mascotas o de faeneo, entre otros, ya reguladas por los municipios.

En los hechos, la crueldad intencional contra los animales debe ser motivo de preocupación porque es una señal de problemas psicológicos. Alertar sobre ella, puede descubrir una interminable cadena de abusos ocurridos dentro de las familias bolivianas. Y más allá, los animales solo tienen una vez y es la que nosotros podamos darles, depende de cada uno que no sea un pedido de clemencia.

“El zoo de Oruro va a cerrarse”

Uno de los ejemplos más claros del maltrato animal en el país, es sin duda el zoológico de Oruro. En este recinto 93 animales han muerto hasta ahora en las peores condiciones de encierro. Uno de las víctimas de esta crueldad fue el león Fido, quien se convirtió en emblema para los activistas protectores de animales. Sin embargo, pese a que se instruyó el cierre temporal del zoológico, la orden no ha sido cumplida por la Alcaldía orureña hasta el momento.

En esta entrevista con Juan Pablo Ramos, Viceministro de Biodiversidad, Recursos Forestales y Medio Ambiente, quisimos indagar la importancia que le otorga el Estado al bienestar de los animales, cómo se implementará la Ley de Protección para los Animales y en qué finalizará el drama de los animales encerrados en el zoológico de Oruro.

¡OH!: ¿Cuál es la necesidad de que se aprueba una Ley que le dé protección legal a los animales?

Existe la apremiante necesidad de elaborar una Ley de Biodiversidad que sea el marco legal para la conservación de la fauna y flora silvestres en el país. Se tiene previsto que a partir de la próxima gestión se irá construyendo esta normativa juntamente con los diferentes sectores.

Sin embargo actualmente contamos con legislación, que está vigente y coadyuva a la conservación de la fauna en el país.

¡OH!: ¿Cuáles serían los factores que impidan la aprobación?

Debería ser una normativa que tenga el consenso de diferentes sectores y cuente con el respaldo de la población en su conjunto, no obstante pueden existir algunos sectores que con esta Ley pueden verse afectados en sus intereses, puesto que la normativa impedirá el aprovechamiento intensivo e irracional de los recursos naturales.

¡OH!: ¿Cómo impulsará el Viceministerio la aprobación de esta Ley?

El Viceministerio sería quien se encargue de liderizar la elaboración de esta ley en la parte técnica y de normativa. Actualmente contamos con los recursos y la capacidad técnica para iniciar este proceso. La ley deberá estar enmarcada en las políticas y estrategias de la nueva Constitución Política del Estado.

¡OH!: ¿Se cierra o no el zoológico de Oruro?

La Alcaldía de Oruro ha presentado un Recurso de Revocatoria a la Resolución Administrativa, (que instruía el cierre temporal del zoológico), sin embargo se ha presentado el día 27 de noviembre 2007 la anulación de esta revocatoria con todo el respaldo legal.

Por otro lado, el Plan de Manejo del Zoológico de Oruro que presentó la Alcaldía a la Prefectura de ese departamento ha sido rechazado. El mismo no se aprueba por falta de varios criterios técnicos, lo que sustenta y respalda contundentemente el cierre del Zoológico de Oruro. Por lo tanto se procederá al traslado de animales de tierras bajas, tal y como estaba previsto antes de la emisión de la Resolución y, la Alcaldía tendrá que acatar la disposición emitida por este Viceministerio

Las leyes que ya existen

- Ley de Vida Silvestre, Parques Nacionales, Caza y Pesca de 1975

- Decreto Supremo 21774 de 1987, por el cual rige en todo el territorio nacional, la Veda General e Indefinida para el acoso, captura, acopio y acondicionamiento de animales silvestres y colecta de plantas silvestres, y productos derivados.

- El D.S. 25458, permite el uso sostenible de algunas especies de la vida silvestre sobre la base de Planes de Manejo, estudios e inventarios por grupos taxonómicos, que determinen la factibilidad de su aprovechamiento, previa reglamentación aprobada por Resolución Ministerial de este Ministerio.

- Reglamentos de Conservación y Aprovechamiento del Lagarto (Caiman yacare ), la Vicuña ( Vicugna vicugna) y el Reglamento Nacional de Zoológicos de Bolivia.

- Convenio sobre los Humedales o RAMSAR, firmado en 1971 y Ratificado por Ley 2357 de 2002.

- Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres - CITES, Firmado en 1973 y Ratificado por Ley 1255 de 1991.

- Convención sobre Especies Migratorias, CMS, firmado en 1979 y Ratificado por Ley 2352 de 2002.

- Convenio para la Conservación y Manejo de la Vicuña: Firmado en 1979 y Ratificado por D.S. 17625 de 1980.

- Convenio de Diversidad Biológica, CDB, firmado en 1992 y Ratificado por Ley 1580 de 1994.

1 comentario:

  1. Me pareció super interesante que puedan contextualizar el estado de la Ley de Protección Animal en Bolivia. Una de las leyes más completas que encontré sobre el tema es la de México, del DF, sancionada en septiembre de este año.
    Saludos desde Argentina, luchando por un mundo donde los animales importen y la violencia termine! (WSPA)

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.