13 diciembre 2007

Poner fin a la Caza de Delfines por los Japoneses

Entre octubre y abril, los pescadores japoneses matarán a más de 20.000 delfines y marsopas como parte de su caza anual. Afirman que la matanza es una especie de “control de plagas” para compensar la cantidad de peces comidos por los delfines. Pero en realidad, los delfines ‘más lindos’ y jóvenes se venden a acuarios en todo el mundo a un precio entre $ 4.000 y $ 50.000 – los que quedan son masacrados y vendidos a supermercados y tiendas de ultramarinos.



Algunos pescadores japoneses han admitido que temen que el gobierno les vaya a parar el negocio por la rabia internacional a la caza. Póngase en comunicación con su Embajada Japonesa y diga a Japón que termine con la matanza (ver carta a continuación)

Para aprender más sobre la protección de ballenas, delfines y su medio ambiente, haga clic aquí.

***********************************

Aquí tiene una carta que puede copiar, pegar, y modificar si lo desea:

Estimado Embajador....... ,

Me indigna ver que Japón mata a más de 20.000 delfines y marsopas cada año en su cacería. Las víctimas de esta caza son delfines mulares, calderones y delfines rayados. Varias de esas especies se consideran en peligro de extinción.

La verdad es que se desconoce el impacto que pudeda tener esta caza sobre las poblaciones de mamíferos, debido a la falta de información acertada sobre el tamaño de las mismas. Además, los científicos no pueden asrgurar el grado de desbaratamiento a consecuencia de la masacre sobre la compleja estructura social de los delfines, ni tampoco el efecto en el ecosistema al eliminar a tantos animales grandes de una zona reducida.

Asimismo, el precio a mayoreo ha bajado enormemente porque el consumidor japonés se ha vuelto en contra de la carne enlatada de delfín por temor a la contaminación.

Le ruego a Vd. que haga lo correcto para poner fin a esta matanza. No solo será una manera de proteger la salud de las familias japonesas, sino que también dejará de participar en el desbaratamiento de nuestros delicados ecosistemas océanicos. Esta tradición, orgullosa o no, ha recorrido ya su trayecto y debe darse por terminada.



Su Nombre

Su Ciudad y País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.