10 enero 2008

Una familia denuncia la muerte por envenenamiento de sus diez perros



Cristina Ruiz está desesperada. Entre julio y diciembre le han matado diez perros de diferentes razas y edades. Todos envenenados tal y como el veterinario ha podido certificar en varios de los casos analizados. Para tratar de identificar al autor de estos hechos el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil -Seprona- ha abierto una investigación. Ayer varios agentes se entrevistaron con la dueña y tomaron fotografías y varias pruebas para su posterior estudio.
Cristina vive desde hace tres años con su esposo José Antonio García y sus dos hijas en una casa de campo de Aspe, en el Camino Viejo de Hondón de las Nieves, a donde se trasladó procedente de la ciudad para poder criar a sus animales en un entorno adecuado. Sin embargo lleva seis meses viendo como, uno tras otro, todos sus perros pierden la vida "con una agonía terrible" tras ingerir, en sus habituales paseos por la zona, algún tipo de alimento mezclado con sustancias tóxicas o nocivas desconocidas. No entiende los motivos de esta "acción salvaje e inhumana porque ni estamos enemistados con nadie, ni estos pobres animalillos hacen nada malo, ni molestan, ni atacan. Son muy dóciles y jamás he tenido ninguna queja de ellos", explicaba ayer mientras sus hijas Verónica García, de 20 años, y Catherine, de 13, pedían simplemente que "todo esto acabe de una vez" y recordaban que en un chalé cercano también habían desaparecido dos perros en las mismas fechas. Los envenenamientos comenzaron en julio. En apenas dos semanas se cobraron las cinco primeras víctimas y las otras cinco se han producido durante las pasadas Navidades. La penúltima muerte se produjo hace seis días, Chispita, y la última hace dos, Sara, el detonante que llevó a la familia a interponer una denuncia ante la Guardia Civil.
En total cuatro machos: Gerardo, Fenix, Toby y Peche, y seis hembras: Bamby, Vodka, Chispita, Trini, Sara y Sila. Todos ellos de entre 4 meses y 14 años, y de razas diversas: cocker, pastor alemán, mastín español, spaniel inglés, pitbull mejicano y la mayoría cruces.

Matan a otros dos pastores alemanes del ex alcalde

El ex alcalde de Pinoso y actual edil del PSD, Vicente Rico, ha sido testigo en un intervalo de tres años de la muerte por envenamiento de sus dos pastores alemanes. El último falleció hace cuatro días. En ambos casos paseaba por un camino situado a las faldas de la sierra del Carche, en Yecla, cuando los perros ingirieron carne envenenada arrojada a la zona en forma de cebo con la presumible intención de eliminar a los perros asilvestrados y zorros que diezman la caza. Rico expresó ayer su "rabia contra la gente sin escrúpulos que comete estas fechorías que no pueden quedar impunes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.