23 febrero 2008

Otra matanza de perros en el barrio Galina con potente pesticida

Al menos siete perros fueron hallados envenenados en un descampado en inmediaciones del barrio Gobernador Galina y viviendas particulares del sector sudoeste de la ciudad, los que habrían sido asesinados arrojándoles carne contaminada con un potente pesticida para plantas.
La queja de los vecinos cuyas mascotas aparecieron sin vida se hizo escuchar inmediatamente, no solo fundada en el dolor y la impotencia de encontrarse con sus ‘seres’ queridos asesinados, sino también por el peligro que produce la posible existencia de alimentos envenenados en la vía pública, con el que pueden tomar contacto los niños pequeños, quienes, en su inocencia, podrían llegar incluso a ingerirlos.
Así lo manifestó Mariem Desiree Bellene, a quien le asesinaron dos pequeños animales que “eran la única compañía de (sus) padres, dos personas ancianas que amaban estos animales y para quienes es un impacto emocional que difícilmente logren superar”.
Sus dos animales aparecieron sin vida en el interior del patio de la vivienda, lo que enardeció aún más su indignación y enojo.
Desiree Bellene, de nacionalidad israelí, explicó que en casi todos los países desarrollados del primer mundo e incluso en las naciones en vías de desarrollo, “el asesinato de un animal -como ser vivo que es- se lo considera un delito y por lo tanto recibe una condena de la Justicia”, por lo que no lograba explicarse “cómo puede ser que una persona que mata pueda andar caminando libremente por la ciudad y el hecho ni siquiera sea investigado”.
Por otra parte, el médico veterinario Pablo Rey, titular del departamento de Veterinaria y Zoonosis de la Municipalidad local aseguró que se trata de cinco animales sobre los cuales su área tomó intervención, y que todos los casos constatados “se trató de perros cuyos propietarios les abren las puertas y sus mascotas salen a la calle solos”.
Mencionó la excepción de un animal que fue encontrado dentro de un patio, pero que su estatura, y lo bajo de la cerca, le habría permitido salir y regresar por sobre la misma. A su entender y “hasta donde se pudo determinar, no han tirado veneno en los patios particulares, ya que la mayoría aseguró que ‘lo dejé diez minutos afuera en la madrugada’”.
Tras los análisis de laboratorio, Rey explicó que en todos los casos se trataría de pequeños trozos de carne que les habrían arrojado en la calle, en cuyo interior había sido colocado un poderoso pesticida.
No descartó que se pueda tratar de algún sujeto “que con anterioridad haya sido atacado por animales sueltos, o algún vecino que esté cansado de los perros callejeros”.
Como funcionario, reclamó responsabilidad a los vecinos, tanto para quienes tienen mascotas, para que cuando los saquen a pasear lo hagan con correa y collar, para evitar que consuman cualquier cosa en la calle, como a aquellos que pudieran arrojar alimentos envenenados en la vía pública.
“Si los sacan con collar y correa no va a pasar nada” remarcó finalmente, no sin antes destacar la falta de responsabilidad de ese vecindario, a quienes endilgó que “muy pocos cuidan a sus animales”, pues en ocasión de las campañas de desparasitación barrial gratuita, “solo dos concurrieron a vacunarlos”.

__________________
Lamentando mucho el desenlace de estos perros estoy TOTALMENTE de acuerdo de no se puede abrir las puertas a nuestros animales para que vayan a hacer sus necesidades sobre la acera (banqueta) sueltos. Ya es hora de que los propietarios "cambien el chip" y comiencen a ser consecuentes y ciudadanos responsables.

Un perro suelto hace sus necesidades en cualquier lugar y esto es desagradable para el resto de los ciudanos. Un perro suelto puede morder a una persona. Un perro suelto puede causar un accidente de tráfico con fatales consecuencias.

Si esto ocurre, el irresponsable dueño siempre puede alegar que el perro no es suyo. Para acabar con esta situación, en mi ciudad, donde también ocurren cosas malas, TODOS los perros deben llevar un chip identificativo incorporado. Si un dueño irresponsable le abre la puerta y este muerde a un persona o causa un accidente, leyendo el chip se sabe quien es su dueño, y les puedo asegurar que dependiendo del daño que haya hecho, posiblemente sus ahorros queden muy mermados pagando sanciones e indeminizaciones.

Los dueños de perros tenemos las siguentes obligaciones:
1 - nuestro perro debe llevar el chip identificativo.
2 - debe estar vacunado y constar en su cartilla de vacunaciones
3 - para sacarlo a pasear debe ir atado y de la mano de su dueño o paseador
4 - dependiento de la raza del perro debe llevar bozal (aunque vaya atado)
5 - el dueño del perro debe recoger las heces que haga su perro. Para ello existen dispensarios de bolsas de plástico o cualquiera de ellas sirve (por ejemplo la del super)

Si un dueño no recoge las heces y otro ciudadano lo ve, automaticamente le llama la atención, y si es un policía, le pone una sanción.
Creo que son unas normas batante sencillas de cumplir y que sólo necesitan de voluntad para implantarlas. Mientras no sea así, nos encontraremos con casos como este envenemiento que, sin justificarlo, muchos ciudadanos ya están hartos de tanta desidia de los dueños de mascotas.

Jaime Sancho

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.