13 febrero 2008

Steven Spielberg abandona los JJ.OO. de Pekín

Por Rafa Martín



Exige al Gobierno chino una mayor implicación contra la matanza en Darfur.

Esta es buena. Durante los útlimos meses, la organización de los próximos Juegos Olímpicos, que tendrán lugar en Pekín este año, ha contado con la apuesta de Steven Spielberg para actuar como “consejero creativo” de la ceremonia de inauguración del evento. Pues bien: éso se ha acabado. El director estadounidense cita como razón principal los escasos avances realizados por el Gobierno chino para acabar con la masacre de la región sudanesa de Darfur (particularmente en el oeste, controlado por los rebeldes del Movimiento para la Justicia y la Igualdad, enfrentados contra el Ejército sudanés y los paramilitares Janjaweed y que se ha cobrado entre 200.000 y 400.000 muertos y ha provocado el desplazamiento de más de dos millones y medio de personas.

A petición de algunos actores estadounidenses implicados socialmente en conflicto, como Mia Farrow, Spielberg ha publicado un comunicado del que se hace eco Variety, y en el que anuncia oficialmente su retirada del proyecto. “El Gobierno de Sudán carga con la responsabilidad principal de los crímenes que todavía continúan en la región, pero la comunidad internacional, y China, en concreto, debería hacer más para terminar con el sufrimiento en la zona”, explica el director en el comunicado. “Los lazos económicos, militares y diplomáticos que mantiene con Gobierno de Sudán le dan la oportunidad y la obligación de cambiar las cosas”.

¿Hasta qué punto tiene razón Spielberg? Hasta mucho. China es el principal inversor en Sudán y su principal socio comercial de crudo. La China National Petroleum Corp poseía en 2004, el 40 por ciento del consorcio internacional de extracción de petróleo en el país africano, desde que entró en el mercado en 1999. Y además, durante estos últimos años, China ha ejercido presión sobre Rusia para retrasar la votación a favor de la intervención de una fuerza de pacificación híbrida (ONU y la Unión Africana), la UNAMID, en la región (fuente). Por cierto: la UNAMID ya está operativa en Darfur y tendrán suerte si duran más de seis meses, a tenor del pifostio burocrático que tienen montado. Que hagan lo que buenamente puedan. Ah, a titulo personal: quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra. Como por ejemplo el huevong del enviado especial estadounidense a Sudán, Andrew Natsios, que declaró recientemente que lo que estaba sucediendo en el país africano “no era un genocidio” (fuente).

Total, y volviendo al tema de los Juegos, Zhang Yimou se queda solo a la hora de organizar el evento, aunque sin embargo todavía queda la esperanza (artística, más que nada) de que Spielberg se reincorpore de alguna manera, sin menoscabo del “tremendo golpe” según Farrow, que ha sufrido la imagen del país asiático “cuando llegue la paz y la seguridad a Darfur. “Esto es justo lo que China no quería: no querían que se escupiera en el suelo, no querían que se mascara chicle, y ahora el director más famoso del mundo se niega a participar en sus Olimpiadas por un problema de conciencia. Esto es tremendo, es un momento decisivo para China, porque sólo ella tiene el poder para influenciar al Gobierno de Jartúm”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.