14 marzo 2008

El matador de toros Matías Tejela, implicado en la operación contra la caza furtiva

El torero madrileño Matías Tejela es uno de los doce detenidos en la ‘operación Bambi’ de la Guardia Civil en la que se ha arrestado a doce personas, entre ellas, el pasado 4 de marzo, el diestro salmantino Pedro Gutiérrez Lorenzo, conocido como ‘El Capea’ y otros tres salmantinos, J. M. H. P., uno de los subalternos del matador, así como a J. B. P. y L. A. O. C. por delitos de tenencia ilícita de armas de fuego prohibidas, caza furtiva y contra la Protección de la Fauna y la Flora, aseguraron fuentes cercanas a la investigación. Tras pasar dos noches en los calabozos de la Guardia Civil, ‘El Capea’ negó todas las imputaciones en los Juzgados de Salamanca y quedó en libertad provisional junto con los otros tres implicados salmantinos.

C. Sanz

En la llamada ‘operación Bambi’ se han incautado cerca de 500 trofeos de caza (cabra hispánica, venados, jabalíes, muflones, gamos, rebecos) y especies protegidas como la avutarda, el turón y otras rapaces nocturnas, así como crías de animales congeladas.

Las investigaciones se iniciaron a finales del pasado año por Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Madrid, con el fin de esclarecer la posible existencia de un grupo organizado especializado en la caza furtiva de especies cinegéticas, no cinegéticas y en peligro de extinción, que pudiera estar desarrollando su actividad por todo el Territorio Nacional, especialmente en reservas naturales. Fruto de estas investigaciones, el Instituto Armado pudo constatar que el grupo estaba distribuido por distintas Comunidades, concretamente, Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla León, reuniéndose esporádicamente para realizar la práctica ilegal de este deporte, siendo muy cautelosos en los contactos que mantenían para no ser descubiertos, ya que los cabecillas del grupo, ambos asentados en Toledo y Madrid, cuentan con antecedentes por hechos similares. A lo largo de los meses que ha durado la investigación, los agentes recogieron en distintos puntos de la orografía nacional, muestras de varios animales decapitados, presuntamente abatidos por los imputados, que tras obtener el trofeo, abandonaban las piezas de los cuerpos que no eran de su interés.

El Seprona comprobó que el grupo de Toledo tenía personas que se encargaban tanto de organizar las cacerías con los clientes, como de la fabricación de silenciadores que eran vendidos a clientes de toda España, de forma que una de las personas ahora detenidas se encargaba de practicar dobles fondos en los automóviles para evitar que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad localizaran las armas ilegales en los traslados.

Los integrantes del grupo de Salamanca fueron descubiertos y se observó la compra de silenciadores, por lo que también fueron vigilados. El pasado uno de marzo, la Policía conoció la celebración de una cacería ilegal del grupo de Toledo en Guadalajara, desplegando para ello un operativo que se mantuvo activo durante toda la noche y que se saldó con la detención de los implicados, todos ellos españoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.