10 abril 2008

Carta abierta al presidente de Costa Rica Dr. Oscar Arias

CARTA ABIERTA AL SEÑOR PRESIDENTE DE COSTA RICA OSCAR ARIAS
por: Maya maya

Señor
Oscar Rafael Arias Sánchez
Presidente de la República de Costa Rica

Respetado Señor Presidente

Cordial saludo y nuestras mayores consideraciones.

Ante la justa indignación y el debate público mundial que ha suscitado la participación del artista Guillermo Vargas -seleccionado por la Bienal de Arte Costa Rica -Bienarte 2007- bajo el patrocinio del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo de Costa Rica, el Ministerio de Cultura de Costa Rica y Empresarios por el Arte-, en la Bienal de Arte de Honduras, nos permitimos manifestarle lo siguiente:

1. Costa Rica es un país conocido mundialmente por su cultura de paz, por ser una nación respetuosa de los derechos humanos y las libertades individuales y colectivas. Un artista, que ostente la nacionalidad de ese país, debe ante todo ser consecuente con los principios que encarna su propia cultura; es inadmisible que alguien capaz de asumir tal desprecio por la vida, de regocijarse en el sufrimiento de un ser indefenso pueda ser considerado un digno representante de Costa Rica en un evento semejante o en cualquier otro, donde además de las calidades de una obra artística, se representa la cultura y los valores de un pueblo. Es el nombre de Costa Rica y la dignidad humana lo que se pone en tela de juicio con esta representación. Promover, apoyar o respaldar acciones que contengan infracciones a nuestros más elevados principios éticos donde siempre debe prevalecer el respeto por la vida, no sólo revela una peligrosa tolerancia hacia lo abyecto, sino que además, descalifica de antemano cualquier acción futura que se emprenda en este sentido.

Un hombre, catalogado por su trabajo "artístico" como un maltratador de perros no es digno de representar a ningún país en ninguna muestra de arte mundial ni local. Es una vergüenza para Costa Rica que el señor Vargas sea su representante.

2. La Declaración Universal de los derechos de los Animales dice:
Artículo 3: a) Ningún Animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles. b) Si es necesaria la muerte de un Animal, ésta debe de ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

Artículo 10º: a) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre. b) Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del animal.
Artículo 11º: Todo acto que implique la muerte de un animal sin necesidad es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.

Ningún país que se autoproclame democrático, que pretenda afianzar las bases de un genuino Estado Social de Derecho donde prime el respeto a la vida, a la biodiversidad y la existencia armónica entre seres vivos, puede patrocinar, bajo ningún argumento, el biocidio.

3. Conscientes de los alcances del mandato presidencial en una república democrática como Costa Rica, entendemos que la decisión de seleccionar al señor Guillermo Vargas como representante de su país para esta muestra de arte mundial trasciende sus atribuciones presidenciales; no así entendemos que es deber de cualquier ciudadano, y máxime cuando éste ostenta el decoro y la majestad del ejercicio de la investidura presidencial, pronunciarse enérgicamente en defensa de la vida y contra todo aquello que lacere nuestra conciencia humana o los principios soberanos de una nación.

3. La presencia del señor Vargas en una muestra de arte internacional además de contradecir profundamente el sentido del arte como la expresión universal más elocuente sobre el sentido humano, y deslegitimar las tradiciones de paz, civilidad y respeto hacia el medio ambiente que caracterizan a la República de Costa Rica, se configura en un serio problema de seguridad y orden público, pues tenga la absoluta certeza Señor Presidente, que son muchos los activistas defensores de los Animales que planean asistir a Honduras para impedir la presentación del representante costarricense

El "Manifiesto sobre el papel de la Ciencia y el arte ante el cambio" presentado en la Universidad Internacional de Andalucía en el I Foro internacional Saberes para el Cambio que se realizó en enero de 2008, afirma lo siguiente: "En este momento de crisis se hace urgente celebrar la diversidad de todo lo vivo y de la rica red de relaciones que lo constituye, para retejer vínculos sociales entre el ser humano y la naturaleza y entre el individuo y la colectividad". Más adelante añade: "La diversidad de las prácticas culturales se ve amenazada por la mercantilización de la cultura. (…) Los líderes políticos y sociales tienen una responsabilidad especial a la hora de romper la mercantilización y privatización de la vida y de los bienes y saberes colectivos, (…) debemos recuperar desde la ciencia y el arte el valor intrínseco de la vida, los bienes comunes, los nexos de reciprocidad, la gratuidad de los intercambios, las múltiples formas de resolver problemas sin pasar por el mercado…"

En este sentido deseamos comedidamente solicitarle lo siguiente:


1. Considerar públicamente la representación de Guillermo Vargas como indigna tanto para el arte, como para el pueblo de Costa Rica, porque se constituye en una afrenta a los más altos valores que debe enarbolar un Estado democrático y contradice todo principio de humanidad, y desconocerlo como su representante en la Bienal de Honduras y en todo acto internacional, en tanto no exprese su sincero arrepentimiento y no se comprometa públicamente a reparar el daño ocasionado y ha no reincidir en estas prácticas homicidas.



2. Llamar públicamente a los organizadores de la Bienal de Arte de Costa Rica para que por razones éticas y de seguridad, suspendan la participación del señor Vargas, por cuanto sus erradas interpretaciones sobre el arte promueven el crimen y la violencia, y para que en lugar suyo, sea nombrado un verdadero artista que no sólo cumpla con los requisitos técnicos y artísticos indispensables para una muestra de semejante magnitud, sino que además, represente los valores humanos y culturales propios del pueblo costarricense.



3. Promulgar como mandato constitucional una Ley sobre protección a los animales que garantice el cumplimiento de la Declaración Universal arriba citada, y que incluya sanciones ejemplares a sus infractores y a quienes pudiendo evitar una acción criminal contra algún animal no actúen conforme a dichas normas.


Confiando en sus valores democráticos y sus consideraciones sobre el respeto a la vida, esperamos que como un hombre de paz que representa digna y ejemplarmente a un país reconocido mundialmente por preservar sus riquezas naturales y defender siempre la vida, y sabiendo además que usted estampó la firma 1.000.000 del programa DUBA de la WSPA, que de facto lo convierte en un defensor de los derechos de los animales, sabrá intervenir en este caso y darle la mejor solución posible.

Cordialmente
Nombre:
País: