23 septiembre 2008

Comunidad de Madrid: El Gobierno regional declara "pieza de caza" a la cabra montés



Comisiones Obreras y Ecologistas en Acción consideran que el Gobierno de Esperanza Aguirre quiere convertir la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón en un cazadero de cabras monteses para adinerados, para lo que ha incluido a la cabra montes como especie cinegética en la Orden por la que se fijan las limitaciones y épocas hábiles de caza que regirán durante la temporada 2008-2009

Las dos poblaciones actuales de Cabra montés (Capra pyrenaica) existentes en la región se encuentran ubicadas en la Pedriza de Manzanares y en el entorno del Parque Natural de Peñalara (Alameda y Pinilla del Valle). La primera –más de 800 ejemplares- es fruto de una reconstrucción efectuada en los noventa por el Ejecutivo regional, con ejemplares procedentes de Gredos, posteriormente reforzada –con objeto de mejorar la diversidad genética- con efectivos procedentes de las Batuecas. La segunda –en torno a los 70 ejemplares- se deriva de expansiones poblacionales de reintroducciones desarrolladas en Segovia.

El pasado 25 de febrero se celebró el Consejo de Caza regional, del que forman parte Ecologistas en Acción y CCOO de Madrid. Tal y como vienen haciendo en los últimos años, ciertos “lobbies” cinegéticos, con el decidido apoyo de altos cargos -también cazadores- de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, volvieron a exigir la declaración de la Cabra montés como especie cinegética, y la captura de ejemplares procedentes de la Pedriza, para ser soltados –con objeto de poder ser cazados- entre el Atazar y Somosierra, es decir, en plena Sierra del Rincón, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 2005.

Ecologistas en Acción y CCOO de Madrid expresaron su total desacuerdo con esta propuesta. También incidieron en la inexistencia de estudios científicos objetivos que acrediten la sobrepoblación de la especie en el espacio natural protegido de la Pedriza, señalando que, en caso de darse dicha situación, ésta debería siempre ser abordada mediante la restauración de los ecosistemas, propiciando la presencia de predadores naturales y, en último término, capturando ejemplares para su reintroducción en otros territorios, “jamás declarando la especie como pieza de caza”, señalaron ambas organizaciones.

En este sentido, el propio Ejecutivo regional se había marcado como objetivo “exportar” unos doscientos ejemplares de la Pedriza a otros territorios, para lo cuál llegó incluso a mantener contacto con otras administraciones regionales, todo lo cuál ha quedado en agua de borrajas ante la insólita decisión adoptada. Ambas organizaciones denunciarán ante la Unesco la pretensión del Gobierno Aguirre de convertir la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón en un cazadero de Cabras monteses para adinerados.

A juicio de CCOO de Madrid y de Ecologistas en Acción, estamos ante un nuevo escándalo medioambiental y un ejemplo más de cómo Esperanza Aguirre antepone el interés particular de unos pocos –en este caso el de sectores cinegéticos minoritarios, pero poderosos e influyentes- al de todos los madrileños y al de todos los españoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.