17 octubre 2008

Amnistía denuncia que Arabia Saudí ejecuta a una media de dos presos cada semana



Amnistía denuncia que Arabia Saudí ejecuta a una media de dos presos cada semana
EN OCHO MESES, MATÓ A 71 PERSONAS

EFE

LONDRES.- Amnistía Internacional (AI) ha denunciado que Arabia Saudí ejecuta a una media de 2,4 personas cada semana y que, desde enero hasta finales de agosto de este año, aplicó esta pena en 71 casos.

En un informe hecho público este martes, la organización pro derechos humanos explica que ha detectado un gran incremento en el número de condenas a muerte en Arabia Saudí, uno de los tres países que más aplica esta pena, junto a China e Irán.

Durante 2007, en Arabia Saudí hubo 158 ejecuciones, frente a las 39 de 2006.

La organización asegura que entre esas personas había mujeres y menores de 18 años, de hecho Arabia Saudí es el único país, junto a Irán y Yemen, que condena a muerte a menores, pese a que el Derecho Internacional lo prohíbe.

En los últimos 23 años, informa la organización, Arabia Saudí ha aplicado la pena de muerte a 830 personas.

Según AI, casi la mitad de los ejecutados en ese país son inmigrantes procedentes de países pobres, principalmente Pakistán, Yemen y Nigeria, algo "desproporcionado y discriminatorio".

También indica que los miembros de grupos étnicos y las personas que carecen de familia son dos de los colectivos más afectados por este tipo de pena.
Decapitación pública

La falta de dinero y de conexiones con figuras influyentes dificulta que el reo pueda alcanzar un indulto.

La organización denuncia que las condenas a muerte se dictan tras procesos judiciales "secretos e injustos" en los que, en ocasiones, los acusados ni siquiera tienen acceso a un abogado defensor y son incapaces de seguir los procedimientos judiciales porque no disponen de intérpretes.

AI asegura que algunos inmigrantes condenados a muerte ni siquiera saben que se les aplicará la pena capital hasta la misma mañana en la que serán ejecutados.

La organización informa de que las autoridades saudíes utilizan la decapitación pública para terminar con la vida de los condenados a muerte y que, en ocasiones y tras llevar a cabo esa "técnica", se crucifican los cuerpos.

Amnistía Internacional se queja de que, en un clima internacional propicio para la abolición de la pena de muerte Arabia Saudí, se oponga incluso hasta a reducir el número de ejecuciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.