17 enero 2009

Se exigen 18.000 euros a periodista por comentarios escritos por los usuarios de su blog

El 27 de Octubre de 2008 el periodista Carlos Otto-Reuss publicó en su página web un artículo de opinión titulado "Por encima del bien y del mal". En ese texto se criticaba la gestión que se estaba haciendo de la puesta en funcionamiento del aeropuerto de Ciudad Real por parte de los empresarios D. Juan Antonio León Triviño, presidente de la Cámara de Comercio de esa misma ciudad, y D. Domingo Díaz de Mera, presidente del "Balonmano Ciudad Real". El artículo fue muy aplaudido por un amplio sector de los visitantes del blog del periodista, que vieron como un acto de valentía que se criticara la actividad de dos conocidos e importantes empresarios, uno de los cuales, el Sr. Díaz de Mera, resultaba ser, a su vez, accionista del propio periódico en el que trabajaba el Sr. Otto-Reuss.

Pese a que el artículo se escribió en su blog personal y no en el periódico en el que trabajaba, al día siguiente de su publicación, el periodista fue despedido. La carta de despido alegaba que el Sr. Otto-Reuss había confundido "el constitucional derecho a la libertad de expresión y la sana crítica con el tratamiento injurioso y vejatorio".

Habiendo transcurrido menos de tres meses desde su despido, y sin que se le haya enviado durante ese tiempo ningún otro tipo de comunicación extrajudicial, el periodista ha recibido, de forma casi simultánea, tres demandas de conciliación previas a tres querellas criminales por un presunto delito de injurias y calumnias. Los demandantes en conciliación son los dos empresarios mencionados y la propia gerente del diario del que fue despedido el Sr. Carlos Otto. Las demandas de conciliación pretenden que el Sr. Otto se responsabilice de los comentarios que algunos usuarios de su página web vierten sobre estas tres personas.

Las demandas de conciliación plantean como único modo de evitar la querella criminal contra el periodista, que éste abone una indemnización de 6.000 euros por cada uno de los tres demandantes, que elimine los comentarios "presuntamente injuriosos" que los usuarios han vertido contra ellos y que se disculpe publicamente por los mismos en un plazo de 24 horas. Además de lo anterior, se le exige que sin el "pretexto de ejercitar el derecho a la libre expresión", adquiera el "compromiso judicial" de no permitir en el futuro palabras o términos "parecidos o similares" a los que en la demanda de conciliación se consideran injuriosos. Lógicamente la amplitud de esta última pretensión significa, en la práctica, exigir la asunción del compromiso judicial de eliminar cualquier comentario que los demandantes puedan considerar negativo para evitar el riesgo de una nueva acción legal contra el periodista, es decir, supone la instauración de un sistema de censura preventiva.

La demanda de conciliación advierte que de no aceptar las pretensiones anteriores las cantidades exigidas se verán incrementadas en las futuras acciones penales y civiles que se ejercitarán contra el Sr. Otto-Reuss.

Consideramos especialmente grave que la gerente de un periódico se involucre en este tipo de medidas de presión que inyectan miedo al ejercicio del derecho a la libertad de expresión, derecho constitucional éste que, lejos de ser un "pretexto" como se le califica en las demandas, es aquél en el que se fundamenta toda la profesión periodística de la que la demandante forma parte.

Fdo.: Javier de la Cueva y David Bravo
Letrados defensores de D. Carlos Otto-Reuss

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.