17 febrero 2009

Condenado a seis años de cárcel por tener encerrada a su pareja un año en una casa en sa Pobla (Mallorca)



El hombre maltrató a la víctima, que estaba embarazada, y no la dejó ir al médico hasta el parto

B. PALAU. PALMA. La Audiencia Provincial de Palma condenó ayer a un hombre a penas que suman seis años de prisión por maltratar a su compañera sentimental y dejarla encerrada durante un año en el domicilio familiar en sa Pobla. La víctima, que se encontraba embarazada durante el cautiverio, no pudo acudir al médico hasta el momento en el que se puso de parto. El hombre selló la vivienda colocando cadenas en las ventanas y dejó a su pareja encerrada con llave.
El procesado, de 48 años y natural de Marruecos, admitió ayer ante el tribunal de la sección segunda ser responsable de los delitos de detención ilegal y malos tratos habituales. El hombre, que actualmente está interno en la cárcel, se mostró conforme con los hechos y con la pena propuesta por el fiscal. Además de los seis años de prisión, la sala le impuso la prohibición de aproximarse y comunicarse con la perjudicada por un periodo de cinco años y la privación de llevar armas durante el mismo espacio de tiempo.
Los hechos se remontan al verano de 2007 cuando el caso fue descubierto por la Guardia Civil. El sospechoso, que estuvo asistido por la letrada Catalina Petrus, fue detenido y tras pasar a disposición judicial ingresó en prisión.

Un año de cautiverio

El imputado mantuvo encerrada a su compañera sentimental durante un año, desde el 1 julio de 2006 hasta el 1 de julio de 2007, en el domicilio familiar situado en sa Pobla. Según la versión de la fiscalía, el hombre le impedía abandonar la vivienda mediante la colocación de cadenas en todas las ventanas y cerrándola con llave.
Durante este periodo de tiempo, el acusado también agredió a su pareja en numerosas ocasiones y, a pesar de estar embarazada, no la dejó que acudiera al médico hasta el momento del parto, según la tesis de la acusación.
La terrible situación que le tocó vivir a la mujer, también de origen marroquí, le ocasionó un cuadro de estrés postraumático llegando a temer por su propia vida y quedándole secuelas psicológicas.
Uno de los episodios violentos que sufrió la víctima se produjo el pasado 1 de julio de 2007 cuando el sospechoso le propinó numerosos golpes por todo el cuerpo causándole hematomas en brazos y piernas así como otras heridas en el cuello. La perjudicada precisó asistencia médica y tardó 45 días en curarse.
La Guardia Civil investigó los hechos y procedió a arrestar al maltratador, quien inicialmente se enfrentaba a una petición de condena del fiscal de quince años de prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.