05 febrero 2009

Otro ilumihado



El enésimo iluminado que intenta luchar contra la naturaleza de Internet y que intenta poner puertas al campo se llama Manuel Medina: su apellido rima con Molina, es del Grupo Socialista, y, entre otros cargos, desempeña el de suplente de la Comisión de Mercado Interior y de Protección de los Consumidores… así como suena, “Protección de los Consumidores”, ¡sí, esos mismos consumidores a los que pretende poner fuera de la ley y perseguir!

Este “angelito” de la foto ha intentado pedir al Parlamento Europeo la ilegalización del intercambio de archivos en Internet, demostrando de manera clara lo que su partido opina en este sentido: que Internet es una cueva de ladrones, y que hay que ilegalizarlo y someterlo a un control lo más férreo posible. A ver, Sr. Medina… ¿a quién dice usted que pretende defender con su turbio intento? ¿Ha preguntado a sus electores, a quienes lo pusieron ahí, qué opinan de que quiera convertirlos en delincuentes? Y además, ¿de verdad es tan inculto y desconoce tanto la naturaleza de Internet como para pensar que lo que intenta hacer serviría de algo? ¿Qué le lleva a ignorar de manera flagrante e interesada los informes realizados por expertos que afirman que las medidas de persecución no sirven de nada? ¿O que seguramente no sean ni siquiera posibles legalmente? Desengáñese, Sr. Medina: la ley que usted ingenuamente pretende obtener no funciona, primero porque algo debe haber mal hecho en el planteamiento de una ley que convierte en criminales a más de la mitad de la población, y segundo, porque no hay cosa más absurda que promulgar una ley que no puede ser ejecutada. Aunque por lo que demuestra, usted se encontraría comodísimo en un estado en el que pudiese entrar en las casas de los ciudadanos e inspeccionar sus ordenadores, aunque sin duda le gustaría poner la oreja en sus comunicaciones, eso son cosas que en las sociedades democráticas modernas, no se pueden hacer. De hecho, son conceptos que deberían hacer que los ciudadanos echasen de las instituciones a los políticos como usted que lo pretenden.

Si consiguen, como en la vecina Francia (sí, ese país cuyo presidente lucha contra las leyes del mercado subvencionando periódicos de papel, sobre los que puede influir, para intentar desplazar a una Internet mucho más independiente de lo que él querría) , que los proveedores de acceso a Internet vigilen a los ciudadanos, éstos reaccionarán encriptando sus comunicaciones, y comenzando a bajar de Internet de manera constante todo tipo de archivos “inofensivos” - música copyleft, distribuciones de programas libres, obras no sometidas a copyright - para enmascarar esos patrones que afirman poder reconocer. Contra los abusos de poder del Comendador, defensa en modo Fuenteovejuna. Lo que está en juego es la mismísima naturaleza de la red, esa que usted obviamente no entiende ni entenderá en la vida. Señor Medina, esperemos que usted y todos los que son como usted, fruto de una patética generación de políticos incapaces de adaptarse al nuevo entorno, abandonen la política activa cuanto antes.

Fuente : Enrique Dans

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.