13 marzo 2009

Los eurodiputados proponen prohibir totalmente el comercio de productos de focas

La comisión de Mercado Interior del Parlamento Europeo (PE) ha propuesto prohibir totalmente la comercialización de productos derivados de las focas en la Unión Europea (UE).

EFE Los eurodiputados han aprobado un informe que plantea un veto total a la venta, la importación o exportación de los artículos obtenidos de la foca y han apoyado endurecer la prohibición parcial que la Comisión Europea (CE) quiere imponer a tales productos.

En el informe, la comisión parlamentaria amplía el número de órganos de las focas cuyos productos deben prohibirse y rechaza las excepciones que ha propuesto Bruselas.

El Parlamento Europeo sí tiene poder de decisión en este asunto -junto con el Consejo de ministros de la UE- aunque el dictamen de hoy tiene que pasar aún por el pleno-
La CE planteó impedir el comercio de productos derivados de la caza de focas mediante métodos crueles y propuso permitirlo si los artículos cuentan con la garantía o un certificado de que se han utilizado técnicas menos agresivas para matar a esos animales.

Los eurodiputados han rechazado muchas excepciones que propuso Bruselas y por ejemplo, aunque admiten el caso de que las focas hayan sido cazadas por la comunidad inuit ponen condiciones mucho más rigurosas para la venta de sus productos.

La comisión parlamentaria ha planteado que otras comunidades aborígenes puedan continuar la caza, como medio de subsistencia e intercambiar sus derivados, aunque en general, los europarlamentarios defienden una prohibición total de las importaciones y exportaciones de esos productos en la UE.

Además, han rechazado la posibilidad de que un país entero quede exento de la prohibición.

El informe de hoy será examinado por el pleno del PE el 1 de abril.

El Comité Económico y Social Europeo -órgano consultivo que representa a la sociedad civil- ha pedido también recientemente que las restricciones a la caza de foca sean más duras que las propuestas por Bruselas, de manera que haya un veto total, durante tres años, a la comercialización de sus productos.

Del comercio mundial de productos derivados de la caza de focas, una tercera parte pasa o llega al mercado comunitario, según datos de la CE.

Los principales afectados por la prohibición serían Canadá, Groenlandia y Namibia, que suman el 60% de los 900.000 ejemplares capturados cada año (de una población total estimada entre 15 y 16 millones).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.