26 marzo 2011

Paraguay - Carta a la Sociedad Protectora de Animales y Plantas

Sra. FRANCESCA CROSA M.
Presidenta de la Sociedad Protectora
de Animales y Plantas del Paraguay (SPAPP)
Presente.

Estimada Sra. Crosa:
Es con verdadero asombro y estupor que me enterado por prestigiosos periódicos de su país, así como por cantidad de correos recibidos por esta vía, de la espantosa masacre a la que fueron sometidos 150 perros pertenecientes al barrio obrero indígena nivacle, Cayin o Clim, de la colonia mennonita Neuland, en el Chaco Paraguayo.

Los relatos en cuanto a la autoría son hasta el momento muy confusos, en razón que ambas partes se lanzan acusaciones acerca de tan horrendo proceder, lo cual deberá ser debidamente aclarado por las autoridades competentes. Pero independientemente de ello, este hecho ha desnudado no sólo a la sociedad de Neuland, sino que además ha puesto de manifiesto la más absoluta indiferencia e insensibilidad de quienes de alguna u otra forma deberían haber hecho sentir su voz y ejercer su acción hacia una realidad, que según las noticias, es recurrente.
Dicha actitud ha traido como consecuencia que se afronte el problema de la sobrepoblación de perros de una forma brutal y sanguinaria, determinando como única solución el exterminio de los mismos. El denunciante anónimo al parecer no discrepa ni con la medida ni con el método, sino con el hecho que se realizó a la luz pública y con testigos, manifestando, "....pero no a palos, de manera salvaje, ni públicamente, ya que la ordenanza establece que los perros deben ser recolectados vivos, y llevados a un lugar alejado para su sacrificio". ¡¡¡Qué horror!!!. Sin duda que esta comunidad tiene serios problemas de valores que requiere una evaluación seria y un posterior e intenso trabajo educativo.

Este brutal procedimiento, a todas luces ilegal, ha sido determinado hace varios años, y al parecer, por una ordenanza de la Junta Comunal de Vecinos de la zona, lo cual es cumplido anualmente con rigurosa puntualidad. Es asombroso que tanto ellos como las autoridades locales desconozcan que este es un hecho punible tipificado en la LEY Nº 196/53 “QUE APRUEBA EL DECRETO-LEY Nº 67 DEL 20 DE MARZO DE 1953, CON ALGUNA MODIFICACIÓN”.

Aunque sé que usted, Sra. Crosa, conoce ambos perfectamente por haber sido durante largos años una luchadora incansable para que esta legislación se concretara, me permito insertar los artículos 1º, 2º, 4º, 5º, 6º y 8º de dicho Decreto-Ley:
Artículo 1º.- Apruébase el Decreto-Ley Nº 67 del 20 de marzo de 1953, con la modificación del art. 1º que queda redactado como sigue: “Art. 1º.- Declárense punibles los actos de crueldad innecesarios realizados contra los animales útiles al hombre, así como los encaminados a la destrucción indebida de los árboles y de las plantas.”
Art. 2º: A estos efectos, considéranse actos de crueldad contra los animales:
1) Los castigos, las torturas y las mortificaciones innecesarias;
2) Promover corridas de toros o novillos en la que se usen espadas o cualquier otro instrumento con que pueda causarse heridas o la muerte del animal;
3) Promover riñas de gallos.
Art. 4º: Por los actos considerados punibles por el presente Decreto-Ley, se impondrá a los responsables la sanción de uno a cinco días de arresto y multa de veinte a cien guaraníes.
En caso de reincidencia la sanción será de cinco a diez días de arresto y multa de cincuenta a doscientos guaraníes.
Art. 5º: El Juez Correccional en la Capital y los Jueces de Paz en lo Criminal en la Campaña, conocerán de las infracciones previstas en el presente Decreto-Ley, siendo sus resoluciones inapelables.
Art. 6º: La falta de pago de la multa será convertida a razón de un día de arresto por cada veinte guaraníes de multa
Art. 8º: En la Capital de la República y en el interior del país, las autoridades comunales y policiales prestarán a la Sociedad Protectora de Animales y Plantas del Paraguay, la cooperación necesaria para hacer cumplir las disposiciones del presente Decreto-Ley, las del Decreto que lo reglamente y las de las Ordenanzas Municipales y Edictos Policiales que se dictaren para asegurar su cumplimiento.

Es decir, que la Sociedad que usted preside puede actuar de inmediato por notitia criminis, ejerciendo las acciones administrativas y judiciales a que haya lugar, independientemente de aquéllas que puedan emprender otros Organismos, como la Secretaría de la Niñez y de la Adolescencia, por ejemplo, por estar menores de edad involucrados en forma presencial. Quienes somos defensores irrestrictos de los derechos de nuestros hermanos menores, deseamos que este macabro asunto sea investigado y que se aplique el peso de la ley, tanto a quien o quienes ejecutaron la vil acción, como a quien o quienes con su presencia y colaboración activa, avalaron todo el deleznable y repudiable proceso hasta el final. Ustedes tienen la palabra.
Quedo a la espera de su respuesta, haciendo propicia la oportunidad para enviarle un cordial saludo y desearle éxito en su gestión.

Muy atentamente,
Gladys Barallo Blanco.
Proteccionista.
Caracas.Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios están moderados. En absoluto esto es una medida de censura. Todos los comentarios serán publicados excepto aquellos que contengan graves insultos, amenazas o que por su redacción sean incomprensibles.
Comentarios incomprensibles como esto "aii x diios! no pueden ser tan crueles! xq hacen esoo ?¿? aasoo piensan que es divertido?"

NO serán publicados.